12 enero 2022 0comment
Obrero colocando suelo radiante

Suelo radiante el sistema más eficiente de climatización

Una de las opciones que más protagonismo esta teniendo en las viviendas de nueva construcción o rehabilitadas es la climatización mediante suelo radiante. La misma instalación puede utilizarse tanto en invierno como en verano. Por sus tuberías puede circular agua caliente o fría dependiendo de la estación.
Este tipo de instalación conlleva colocar suelo de baldosas u otro acabado como por ejemplo piedra o parquet, permitiendo mejor el paso de la temperatura, siendo el suelo radiante el sistema mas eficiente de distribución de climatización. Los radiadores y los fancoils, distribuyen el calor desde un foco centralizado en cambio con el suelo radiante el calor o el frío se emiten por toda la superficie ya que las tuberías están colocadas de forma uniforme bajo el suelo.
Como dato anecdótico, el suelo radiante es un método que antiguamente se conocía en Castilla como la gloria.

Podemos encontrar muchas otras ventajas del suelo radiante:

• Eficiente: calefacta o refrigera en la parte inferior de la habitación, donde nos movemos; al no tener que calentar todo el volumen de la habitación, como hacen los radiadores, no es necesario consumir tanta energía.
• Regulable: se puede regular la temperatura por zonas.
• Ahorro de costes. Al ocupar mucha mayor superficie, no es necesario calentar tanto el circuito.
• Es un sistema más limpio ya que no reseca la garganta, al contrario que otros sistemas de calefacción. Es recomendado para ser instalado en hospitales, residencias de ancianos y otras instalaciones colectivas.
• Confortable: se trata del sistema emisor de calefacción mucho más homogéneo.
• Cómodo: no molesta, disponemos del espacio completo de la habitación para colocar muebles.
• Climatización integral: se puede utilizar la misma instalación para calefacción y para refrigeración.

¿Cómo es su funcionamiento e instalación?

El suelo radiante está constituido por una red de tubos, distribuidos uniformemente bajo el pavimento. Por su interior fluye agua a una temperatura moderada, de entre 35ºC y 45ºC.
Por debajo de las tuberías se colocan varias capas aislantes para impedir escapes de calor. Las tuberías se recubren con cemento y sobre éste, se colocan las baldosas, que es el tipo de suelo más adecuado para el suelo radiante.
En nuestras últimas promociones, ATENEA y ATENEA II hemos optado por este sistemas de climatización, ofreciendo la mejor solución para el frío burgalés.
Si quieres saber más sobre la instalación de este tipo de sistemas de calefacción, no dudes en consultarnos.