FENG SHUI – CUIDANDO LA ARMONIA DE TU DORMITORIO

Al hilo del ultimo artículo que escribimos en el blog (http://www.tetra5.com/feng-shui-nos-afecta-la-compra-una-vivienda/) donde hablamos del Feng Shui y la fluidez de las energías llevado al terreno de la construcción, cogeremos cada una de las ESTANCIAS DE UNA VIVIENDA para saber cuales son las CLAVES Y ENFOQUES PARTICULARES PARA LOGRAR ESA ARMONIA.

Tenemos que tener claro que los muebles, materiales y colores que decoran un hogar afectan al flujo de energía que existe en la vivienda.

Para el Feng shui, el dormitorio es el ambiente más importante de la casa, pues durante el sueño somos más vulnerables a las energías del entorno.
El dormitorio es lugar para el descanso físico a través del sueño. Lo ideal sería tener una habitación aparte para meditación o práctica espiritual, pero si no podemos tenerla debemos preocuparnos por crear una “atmósfera ideal” para esas actividades Yin, el descanso y el reposo interior.

dormitorio 5

FORMA DEL DORMITORIO Y MOBILIARIO
Usa la forma cuadrada o un rectángulo cercano a un cuadrado (igual que hablábamos en las formas de los edificios), pues es la geometría que corresponde al elemento Tierra y la que aporta mayor estabilidad y equilibrio al Chi (energía). Los ángulos y esquinas acaban bloqueando la armonía estética, por lo que siempre tendremos que elegir muebles o complementos con esquinas redondeadas y los tejidos deben ser suaves y vaporosos. El Feng Shui siempre propone muebles hechos con materiales nobles y naturales como la madera o el cristal, que si bien son más caros, tienen mayor durabilidad. Según esta teoría los plásticos, ahora tan en boga, son enemigos de las energías positivas.

UBICACIÓN DE LA CAMA EN EL DORMITORIO DE LA VIVIENDA. SITUACIÓN DE LAS PUERTAS
La correcta ubicación de la cama es el punto más crucial en un dormitorio. El dormitorio requiere de la energía Yin para un buen descanso: puertas y ventanas son Yang, pues implican movimiento, exposición y luz. Las paredes o tabiques sin ventanas o puertas son Yin, implican estabilidad y quietud. Por lo tanto, la cabecera de la cama debe preferentemente tener detrás de ella una pared o tabique sin ventanas o puertas, asegurándonos así que reciba una energía Yin. Esta pared debe ser idealmente la más alejada de la puerta de entrada.

Hay que evitar así mismo que la cama quede alineada con alguna puerta. Toda puerta acelera el flujo del Chi y desde el punto de vista del Feng Shui, una puerta alineada con la cama es similar a tener una manguera de bombero tirando agua sobre el lecho. La energía se torna inestable y perturba el descanso y la intimidad.

ILUMINACIÓN Y VENTILADORES
Desde el punto de vista del Feng Shui, lo mejor es que no haya nada colgando sobre la cama a la hora de dormir. Si necesitas un ventilador de techo, elige el modelo de aspecto más liviano y del mismo color del techo. El mismo criterio para la iluminación. Lo ideal es que no sean solo de techo (colocar lamparas de pie, sobremesa). Una luz graduable nos puede proporcionar distintos ambientes para esa relajación necesaria, para leer,…

VIGAS
Las vigas tienden a dirigir el Chi hacia abajo (Chi opresivo) afectando decididamente el sueño y el desempeño de la o las personas que duerman debajo. El tamaño de las vigas y la altura a la que se encuentran determinan en qué medida pueden afectar al durmiente. También los techos que se inclinan sobre la cabecera de la cama generan Chi opresivo, con efectos similares a los de la viga.

LOS ARMARIOS
Esta claro que para mantener la armonía, el orden supone parte fundamental en el Feng Shui.
No solo un armario con espacio nos lo proporciona. Los interiores deben de estar organizados de forma práctica y efectiva. Debemos mantener el orden diario tanto en la habitación como dentro del armario.

dormitorio 4

ESPEJOS
Los espejos son muy importantes en el Feng Shui. Una gran superficie espejada que refleje la cama puede generar un efecto inquietante y perturbar el descanso. Trata de minimizar la cantidad de espejos en el cuarto (no más de dos) y que la ubicación de los mismos sea tal que el durmiente no se vea reflejado en ellos mientras descansa y a ser posible que permita hacer mas grande visualmente el dormitorio y refleje la luz.

PLANTAS
La presencia de plantas en el dormitorio es esencial para la armonia del espacio y colocadas cerca de la ventana. No tenemos que elegir plantas con espinas o con hojas rectas o puntiagudas.

COLORES
La elección de los colores es fundamental, para el uso funcional de los distintos ambientes: un tono alegre tiene que fomentar la convivencia en el comedor de la casa, un color lleno de energía para la cocina y para el dormitorio un tono relajante. El blanco ya sabemos que es una apuesta segura, ya que es un multiplicador de la buena energía para el resto del espacio. Aunque nos parezca un color frío, siempre podemos darle algun toque de calidez apostando por la madera. Pero siempre que aparezca por algun lado!!
Nunca debemos utilizar colores demasiado fríos en la habitación (azul, violeta, verde). Y no es por otra cosa que por asegurarnos un buen sueño y descanso. Así que ya sabeis. Rodearos en este caso de tonalidades cálidas, suaves (si elegís verde, limón o violeta que sean suaves), no estridentes . Los tonos beige y tierra son buenas elecciones, pudiendo añadir detalles en colores terrosos (amarillos, naranjas, rojos o marrones). La clave es no abusar ni de unos ni de otros colores.

QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER
Evita los elementos activadores o que generen ruido: televisores, ordenadores, peceras, bicicletas estáticas,….así como cualquier elemento como papeles desordenados, elementos de trabajo acabados o inacabados, recordatorios de citas,…Todo ello afecta a nuestro descanso.

dormitorio 3

El cabecero de la cama es imprescindible – evita las telas o cojines colgados y los cabeceros metálicos – Algo que sea sencillo como una madera o madera forrada.
Son bienvenidas las alfombras, así como los baúles o pieceros a los pies de la cama.

Busca una cama no demasiado pequeña, que esté centrada en la habitación con elementos de apoyo a cada lado (como mesillas) que no tienen porqué ser simétricos y sobre cada uno de ellos un punto de luz que permitan estar encendidos sin molestar al otro lado de la cama, y sobre todo: descansa. El dormitorio es el lugar donde estamos más desprotegidos al confiarnos completamente al sueño y donde recuperamos el Chi con el que pasaremos el día siguiente.